Entre mar y montaña

No hace falta ir muy lejos para encontrar rincones que ver. Rincones donde pararse a contemplar la inmensidad del mar que nos rodea, y observar esa delgada línea que hay en el horizonte y en la cual, a veces, uno ya no sabe dónde acaba el azul del mar y empieza el del cielo. Barcelona tiene muchos de estos lugares.

Una de las cosas que amo de Barcelona es esa mezcla. Uno puede elegir pararse y respirar la brisa marina, o por el contrario, perderse en la montaña e inspirar calma y expirar ese estrés que se acumula, por culpa de ese movimiento continuo que mueve nuestro cuerpo por inercia. De vez en cuando va bien parar y pensar en la nada. Vaciar nuestra mente.

Sandra, gracias por ponerle siempre tanto cariño a todo lo que haces. Le das un color especial a las cosas.

http://recetasdecocinadesandra.blogspot.com.es

Amal y David, gracias por contar con nosotros para esta aventura y por regalarnos vuestra confianza. Confianza que nos hace crecer y mejorar.

Nos vemos en breve.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s